El azafrán, protagonista de Taliouine

Taliouine, un pueblecito de unos 6.000 habitantes, ubicado en una altiplanicie de las montañas del Anti Atlas, huele y sabe a azafrán cuando llega el mes de noviembre. Los campos del lugar comienzan a inundarse de color en octubre, ofreciendo un anticipo. La región, marcada por una arquitectura tradicional –destaca su kasbah–, es famosa por sus cultivos de azafrán y orégano.

Al llegar noviembre, los campesinos se entregan a la recogida del famoso “oro rojo”. Desde finales de octubre hasta el 15 de noviembre, el producto local es protagonista y se realizan tours en los que se recorren las cooperativas para conocer de cerca cómo es el proceso de trabajo.

Los días grandes son el 3, 4 y 5 de noviembre, cuando se celebra el festival del azafrán. Esta 11º edición –la feria se celebra desde 2007– lleva el lema ‘Plantación de azafrán, aprovechando el desarrollo sostenible’. Un encuentro que busca aumentar la comercialización de azafrán y, en consecuencia, promover Taliouine como uno de los ejes estratégicos de la economía de la región. Un objetivo que busca a su vez mejorar las condiciones de vida de la población rural del Anti Atlas. Con este propósito, a lo largo de estos tres días se celebrarán conferencias y reuniones de trabajo en las que abordar este mercado. Miembros del Ministerio de Agricultura y Pesca y Desarrollo del país, así como representantes de instituciones internacionales interesadas en la exportación del azafrán, estarán presentes en las jornadas.

Pero también habrá tiempo para actividades más lúdicas. Los lugareños acostumbran a recibir a los visitantes con canciones y danzas folclóricas al ritmo del Gnaoua, unas cofradías musulmanas de música tradicional que representan el viaje espiritual hacia el trance místico a través de rituales mágicos de origen subsahariano. También habrá degustaciones de platos preparados por los aldeanos, donde el azafrán será el ingrediente estrella de la elaboración culinaria. Además, cada lunes se instala un zoco en el pueblo donde adquirir este producto, que además de dar sabor y color, genera unos 600 puestos de trabajo estables en la localidad.

2017-11-02T08:26:17+00:00 2 - noviembre - 2017|Sin categoría|