Marruecos apuesta por el turismo sostenible

“Con más de mil millones de turistas internacionales viajando por el mundo todos los años, el turismo se ha convertido en una poderosa fuerza transformadora que tiene una influencia decisiva en la vida de millones de personas”. Así de contundente se mostró en 2015 el entonces secretario general de la ONU, Ban Ki-moon. Ese masiva presencia de turistas ha ido en aumento en los últimos años, por lo que la Asamblea General de las Naciones Unidas ha pedido encarecidamente que se abogue por un turismo más responsable. Por esta razón, este año 2017 fue nombrado por la ONU el Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo.

Marruecos, que supera cada año los diez millones de visitantes, no ha querido quedarse atrás en este requerimiento mundial que aboga por “sensibilizar a los responsables de tomar decisiones y al público en general de la contribución del turismo sostenible al desarrollo”. Por ello, en esta línea, el Ministerio de Turismo del país ha reafirmado su compromiso de “reforzar su movilización para la promoción de una cultura activa de la sostenibilidad”. Así lo ha demostrado con la celebración de jornadas enfocadas a potenciar este tipo de viajes más respetuosos, y con el compromiso de impulsar la primera ‘Carta Africana sobre Turismo Sostenible y Responsable’.

En esa misma dinámica, Marruecos recibió a principios de año el premio del compromiso para el sector en este tipo de turismo más cuidadoso, otorgado por Aire Libre, la revista española especializada en ocio rural y aventura.

Ejemplos de esta línea de actuación son algunos espacios como el hotel Kasbah du Toubkal –ubicado en el parque nacional homónimo, en las montañas del Atlas–, desde donde abogan por la sostenibilidad. Revalorizar la hospitalidad bereber desde uno de los picos más altos del norte de África, y apostar por la comida y los modos de vida tradicionales son algunas de las características que le han valido haber sido galardonados con un certificado medioambiental en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. El complejo, cuyo acceso debe hacerse a pie, pues está separado de la carretera principal, dona el 5% de sus ingresos al Village Association Programme, entidad que promueve mejoras de la comunidad local.

Foto: Kasbah du Toubkal

2017-08-11T07:25:19+00:00 11 - agosto - 2017|Sin categoría|