Marruecos, un destino perfecto (también) en invierno

Marruecos no es solo un país para veraneantes. Aunque la mayoría de los turistas se decantan por recorrer el país entre junio y agosto, cada vez más viajeros prefieren explorarlo en primavera, otoño o, ¿por qué no?, también en invierno. Si se viaja al país de las mil y una noches en invierno podemos encontrarnos con dos ventajas. Una es recorrer las ciudades más turísticas sin tantos turistas, al mismo tiempo que nos alejamos de las bajas temperaturas europeas.

La otra ventaja es que podemos optar por ciudades un poco alejadas del tradicional circuito turístico y así descubrir un Marruecos completamente diferente al que estamos acostumbrados. Rincones como las montañas del Atlas o del desierto del Sáhara, donde las temperaturas sí bajan de cero, son una alternativa diferente y atractiva.

Para la primera opción, algunas propuestas son la ciudad imperial de Marrakech, Tánger o Casablanca, sin olvidar ciudades marítimas como Agadir. Si hace un buen día quizá sea el momento de darse el primer chapuzón del año. Una posibilidad es enfundarse un traje de neopreno y realizar alguna de las actividades submarinas –buceo, por ejemplo– que ofrece la ciudad. Algo menos de 200 kilómetros al norte de Agadir se encuentra Essaouira, otra ciudad de mar, con una buena lista de monumentos declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y que está alcanzando popularidad en los últimos años.

Para la segunda opción conviene abrigarse bien y cruzar con un buen coche la cadena montañosa del Alto Atlas. A ambos lados, la montaña Jebel Aoulime y el monte Toubkal alcanzan en torno a los 4.000 metros de altura cada uno. Precisamente en el Atlas se encuentra una de las estaciones de esquí de Marruecos, Oukaïmeden. Su base se encuentra a 2.600 metros de altitud y las pistas llegan hasta los 3.269 metros. Otra alternativa para los aficionados a este deporte es acercarse a las zonas de Michlifen y Jbel Hebri, dos estaciones de esquí cercanas a Fez, en el norte de Marruecos.

Y además de estos atractivos, el invierno en Marruecos tiene otra ventaja: es temporada baja por lo que los precios de hoteles y negocios resultan más económicos.

2018-01-11T08:09:35+00:00 11 - enero - 2018|Sin categoría|