ONCF trabaja en una línea de alta velocidad entre Tánger y Casablanca

La primavera de 2018 es la fecha estimada para que se concluyan los trabajos, y las ciudades marroquíes de Tánger y Casablanca queden unidas por el tren de Alta Velocidad. El operador nacional de ferrocarriles ONCF, que trabaja esta línea de trenes de Marruecos, ha compartido este mes de agosto a través de las redes sociales un vídeo en el que muestran el trabajo ininterrumpido que están realizando los operarios para llegar en fecha a los plazos propuestos. Así, dan a conocer una de las bases de Sidi El Yamani, donde se encuentran parte de las fábricas donde están trabajando sin descanso los siete días de la semana.

El grupo, que ha definido este proyecto como “titánico”, apuesta por una eficiente y moderna línea ferroviaria. El tren, que prevé operar a partir del próximo año, ya está haciendo algunas pruebas en la ciudad de Tánger. Se trata de un tren de dos pisos y de fabricación francesa, que puede alcanzar más de 320 kilómetros por hora. Este avance aportaría que se reduzca a la mitad, unas dos horas menos, el tiempo de viaje entre las dos ciudades.

El presupuesto del nuevo servicio ferroviario ronda los 2.000 millones de dólares y ha sido financiado por Marruecos, Francia, Arabia Saudita, Kuwait, y el gobierno de los EAU, dentro de los gastos de infraestructura en Marruecos, tal como han informado desde el Gobierno central del país. Además se espera que, gracias a este hito, se aumente en Marruecos la presencia de turistas.

“Se apoyará el crecimiento económico más amplio en las ciudades, con lo que se pretende recuperar la inversión en ella”, han explicado en este sentido desde el Banco de Desarrollo de África. Asimismo, el director general de ONCF, Mohamed Rabie Khlie, ha añadido que el objetivo es “llegar a los seis millones de pasajeros al año, después de tres años de operación comercial, en lugar de los tres millones actuales”.

2017-08-24T07:33:26+00:00 24 - agosto - 2017|Sin categoría|